Miércoles 11 de octubre del 2017

COLUMNA DE LA CÁMARA: Cecilia Soto González

*Más rigor a la seguridad estructural en la CDMX

Resulta de elemental importancia fortalecer la resiliencia y asignar un presupuesto responsable para la protección civil capitalina, que se incluirá en la opinión que se presente a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.

Lo que ha hecho evidente el sismo es que hay una serie de renglones de protección civil y de instrumentos que coadyuvan a la resistencia y resiliencia en la ciudad, que no están suficientemente bien financiados.

Queremos plantear, de manera muy detallada, ya no nada más en rubros generales sino por organismos como es el caso del Instituto para la Seguridad de las Construcciones, que aumente el presupuesto.

Además, recomendamos que los compradores de un inmueble exijan un certificado de seguridad estructural; hacer obligatorio para las inmobiliarias tener un seguro para la construcción de edificios, y que las edificaciones sean monitoreadas a través de instrumentos tecnológicos que den a conocer su comportamiento y lo midan.

Pediremos saber el porcentaje de edificios colapsados que se construyeron antes de 1985 y cuáles después del 2004 en que se establecieron nuevas normas, así como los que van a ser evaluados para evitar mayores daños.

Esto resalta la elemental importancia de tener información sólida sobre la problemática derivada de los sismos del 7 y 19 de septiembre, para que la Comisión de la Ciudad de México en la Cámara de Diputados pueda intervenir de manera productiva, proponiendo puntos de acuerdos e iniciativas de leyes que modifiquen normas, reducir riesgos y tener un mejor proceso de recuperación.