Viernes 8 de diciembre del 2017

COLUMNA DE LA CÁMARA: Beatriz Vélez Núñez

*Reforma para mejorar la salud de los mexicanos

Como representantes populares no hay otra meta que la de mejorar la salud, la vida de los ciudadanos. Esta es nuestra única labor, velar todos los días para que cada familia mexicana se sienta segura y no obstante que a veces debemos enfrentarnos a situaciones delicadas para poder garantizar este resultado, como lo es el análisis y aprobación de nuevos recursos públicos.

Hay que recordar que lo único que debe prevalecer es el bien superior de la nación, este es el problema que enfrentamos en salud, pues mientras que en países latinoamericanos como Argentina, Salvador y Paraguay mantienen su presupuesto arriba de lo ordenado por organismos internacionales, en México lamentablemente seguimos con un presupuesto en salud por debajo de los límites, esto sin contar a Estados Unidos, Europa e incluso países en el continente africano, que ya garantizan como mínimo el 15 por ciento de su presupuesto anual designado al sector salud.

Sé que mucho se ha realizado en materia de salud a nivel nacional, pero se ha descuidado una parte fundamental que puede garantizar directamente el bienestar de todas y todos los mexicanos. Urge atender este grave problema que actualmente nos impide corregir las fallas y la vulnerabilidad que se localiza principalmente en las comunidades más alejadas de nuestro país.

Es prioritario que desde nuestra posición logremos que existan recursos presupuestales necesarios para atender problemas tan graves como es las enfermedades de insuficiencia renal crónica y el cáncer de mama. Es importante que no descansemos hasta que toda persona sepa que no le será negado un medicamento, un análisis, una operación o una rehabilitación. Nada es más importante que la salud de todos y cada uno de los mexicanos.

No podemos permitir que la gente siga sin ser atendida, que existan tantos rezagos que históricamente le ha tocado padecer. Es hora de que se le haga justicia, por el bien de todos.

La gente necesita sentir a sus representantes cerca, saber que se ha dejado atrás actitudes de corrupción y que se forjan nuevos equipos cercanos a la población.

Los ciudadanos nos exigen que los servicios de salud sean de calidad, que los hospitales, los centros de salud, que cuenten con material, equipo, medicamento necesario para atender cada una de sus demandas. Por lo cual es necesario reformar la Ley General de Salud, para que podamos incrementar su presupuesto.

Sé que se requiere de voluntad política, pero apuesto al futuro, a la moralidad cívica de cada uno de ustedes para que cambiemos nuestra mentalidad y la satisfacción de un trabajo honesto.

Por ello propongo el siguiente proyecto de decreto: Único. Se reforme el artículo 19 de la Ley General de Salud, para quedar como sigue: Las partes procurarán que dichos recursos sean equivalentes en la medida de lo posible a los fijados por los organismos internacionales en la materia. Por la salud de los mexicanos.