Miércoles 13 de diciembre del 2017

COLUMNA DE LA CÁMARA: Araceli Saucedo Reyes

*Muchos programas sociales carecen de padrón único

Hoy los programas sociales que tenemos a nivel federal, en los gobiernos estatales y municipales, no se encuentran enlistados, por lo tanto eso permite un cruce también de quienes son beneficiados de estos programas sociales.

La Ley General de Desarrollo Social establece el mandato de una política social del Estado mexicano que debería ser responsabilidad de los tres ámbitos de gobierno, con un espacio de decisión y coordinación, una definición compartida de la pobreza y de cómo medirla y una institución responsable de la medición de la pobreza y la evaluación de la política social.

En contraste con este mandato, Coneval ha encontrado 6 mil 751 programas y acciones de desarrollo social en todo el país, 233 son federales, 3 mil 788 corresponden a los estados y 2 mil 730 son municipales.

Desde diversos diagnósticos se ha encontrado que tienen duplicidades, son similares y muchos de ellos son empalmados, esto podría haber respondido en algún momento a una intención de contar con intervenciones más específicas, mejor focalizadas y dirigidas a problemas identificables y medibles, pero a su vez hay también una lógica de rendimiento político y competencia por clientelismo que puede suponerse detrás de esta multiplicación de los programas.

Por ello, a pesar del gasto anual destinado al desarrollo social, estimado en más de 2.1 billones de pesos anuales, los niveles de pobreza en el país se mantienen prácticamente en los mismos niveles históricos. Con esta iniciativa se pretender reformar la Ley General de Desarrollo Social con la finalidad de crear el Registro Nacional de Programas y Acciones para el Desarrollo Social, el cual tiene como propósito garantizar una mayor articulación, transparencia, rendición de cuentas de los programas y acciones para el desarrollo social en los tres niveles de gobierno.

Es por ello que se propone un mecanismo para mejorar esta transparencia, el control y esta rendición de cuentas, así como para contribuir a la construcción de una política verdadera social integral, que coordine los tres niveles de gobierno.

En este sentido y a fin de avanzar con la construcción de un sistema nacional de programas sociales articulada y coordinado, se propone crear un registro nacional de programas y acciones para el desarrollo social, a fin de dar mayor solidez a la política social y con desarrollo realmente adecuado en todo el país.

Con ello los gobiernos, tanto federal, estatal y municipal, participarían incorporando la información de sus programas sociales en una plataforma. Esta base de datos concentraría toda la información actualizada sobre los programas sociales que operan a nivel nacional, lo que permitiría conocer la oferta de los programas sociales que existen en todo el país en tiempo real y la demanda también que existe.

Esto nos permite que los ciudadanos, a lo largo y ancho de toda la Republica realmente puedan beneficiarse con los programas sociales, ya que hoy vemos con gran tristeza que no hemos logrado realmente combatir la pobreza en toda la dimensión y tener realmente un padrón nos permitiría tener el alcance y conocer los programas que tendríamos en todo el país en los tres niveles de gobierno.

Eso nos permitiría que el ciudadano realmente se pueda beneficiar y que aquellos ciudadanos que hoy en día tienen hasta dos o más programas sociales, pues le den la oportunidad a quienes no tienen hoy un programa social, viéndose beneficiado con ello.