Lunes 30 de octubre del 2017

Turnan a la JUCOPO escrito de Santiago Nieto Castillo

· Grupos Parlamentarios del PRD, PAN y PT piden que acuda al Senado el suplente procurador a explicar las razones de la remoción

La Mesa Directiva del Senado de la República turnó a la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) el oficio de Santiago Nieto Castillo, en la cual informa su determinación de retirar su objeción respecto de su remoción como titular de la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos Electorales (FEPADE) de la Procuraduría General de la República (PGR).

23 senadoras y senadores del PAN, PT, y PRD pidieron en Tribuna que no se dé por concluido el proceso sobre la destitución de Santiago Nieto como titular de la FEPADE y se pronunciaron a favor de que acuda al Senado de la República el suplente procurador, Alberto Elías Beltrán, para explicar las razones que motivaron la remoción.

El senador Alejandro Encinas Rodríguez, sin grupo parlamentario, lamentó que el Senado “haya abdicado de la facultad que tiene para hacer la revisión, no sólo de este caso, sino de todas las decisiones del Poder Ejecutivo”; y señaló que el problema de fondo subsiste, es decir, la investigación del gobierno brasileño sobre corrupción y soborno que Odebrecht ha realizado en 11 países.

Enrique Mayans Canabal, del Grupo Parlamentario del PRD, refirió que el fondo de la remoción en la Fepade es el caso de corrupción de Odebrecht; “no se vale que no quieran aquí hablar, en el Senado de la República, del tema”.

Angélica de la Peña, senadora del Grupo Parlamentario del PRD, dijo que lo que está en debate no se trata de nombres, sino de instituciones; y añadió: el tsunami de Odebrecht por fin alcanzó a México, después de casi dos años.

El senador Manuel Bartlett Díaz, del Grupo Parlamentario del PT, comentó que el proceso de revisión de destitución del fiscal, es constitucional, y los senadores tienen la obligación de intervenir. “Es un proceso de control entre poderes; no se puede suprimir este debate”, dijo.

Miguel Barbosa Huerta, senador del Grupo Parlamentario del PT, solicitó que se continúe con el procedimiento, que aunque ya no tendrá el efecto de restitución, servirá para analizar los parámetros democráticos que tuvo la decisión administrativa del encargado de la PGR.

El senador Fernando Herrera Ávila, coordinador del PAN, aseguró que el proceso no ha terminado y destacó la necesidad de que acuda el encargado de despacho de la PGR a que acredite fehacientemente sus atribuciones, y también, “que venga el Fiscal depuesto”.

Para el senador Zoé Robledo Aburto, del PT, se está convirtiendo al Senado en una “tapadera” de algo que tiene más implicaciones y “quienes tienen miedo están dispuestos a usar el poder, la fuerza, la intimidación, la amenaza y el chantaje para evitar que se conozca esa verdad”.

El senador Jorge Luis Preciado Rodríguez, del PAN, recordó que en otros países, donde Odebrecht sobornó a funcionarios, presidentes y expresidentes fueron encarcelados, pero en México se destituye a quien investiga.

Del PT, el senador Luis Humberto Fernández opinó que se está viviendo la demolición de las instituciones, pareciera que el presidente renunció ya a conducir de manera armónica el proceso electoral, que es el momento más delicado y de mayor riesgo para cualquier Estado.

El senador Carlos Alberto Puente Salas, del PVEM, afirmó que nadie en el Senado “está dando por terminado ningún proceso” y recordó que la Junta de Coordinación Política construirá la ruta para poder “operar” una decisión democrática “con la mayoría de los votos”.

El coordinador de la bancada del PRD, el senador Luis Sánchez Jiménez señaló que se vive una crisis de procuración de justicia “nunca antes vista en el país”, que se debe a la decisión política de deshacerse del Fiscal Especial, pero el Senado tiene la posibilidad de resolverla.

La senadora Mariana Gómez del Campo, del PAN, dijo que este asunto no concluye con la renuncia del Fiscal a su restitución. Consideró que la Junta de Coordinación Política no está por encima del Pleno; “nosotros tendremos la última palabra” sobre la ruta que conviene o no.

Del PRD, la senadora Alejandra Barrales Magdaleno hizo un llamado para que, por ningún motivo, se dé “carpetazo” a este asunto y propuso que el encargado de despacho de la PGR acuda a comisiones a que explique las razones de la remoción del ahora ex Fiscal.

La senadora del PT, Dolores Padierna Luna, consideró que ya no se trata de una discusión sobre la restitución o no del Fiscal, sino de la legalidad de la actuación del encargado del despacho y la responsabilidad de la PGR en el marco de respeto al Estado de derecho.

El senador Manuel Cárdenas Fonseca, sin partido, señaló que la Junta de Coordinación Política debe decidir, primero, si es aceptada la misiva enviada por Santiago Nieto, ya que es ridículo discutir un tema que ha quedado sin materia.

El senador Fidel Demédicis Hidalgo, del Grupo Parlamentario del PT, se pronunció a favor de que en el nuevo proceso para la designación del funcionario público se evalúe de forma concienzuda a todos los juristas que aspiren a ocupar el cargo.

Su compañero de bancada, senador Benjamín Robles Montoya, dijo que el debate va más allá del proceso técnico, el proceso se trata de legalidad y decidir si se limita la discrecionalidad o se opta por la transparencia.

También participaron, los senadores del Grupo Parlamentario del PAN, David Flores Ávalos, Pilar Ortega Martínez y Héctor Larios Córdova; del PT, Lorena Cuellar Cisneros, Mario Delgado Carrillo y Layda Sansores San Román.

La presidenta en funciones, senadora Graciela Ortiz González, citó a sesión para mañana martes a las 11:00 horas.